El bicarbonato de sodio como tratamiento contra el cáncer


compartir
¿Te ha gustado el post?
comenta y compártelo en tu red social.

 

La medicina en algunos casos avanza mucho más motivada por los logros económicos que por el bienestar de la humanidad. Los medicamentos curan enfermedades pero también pueden producir otras. Es indudable que han existido avances importantes, pero aún así la medicina alopática, que es la convencional en occidente, está en pleno proceso de desarrollo, y la investigación y experimentación de numerosos medicamentos no dejan de tener grandes riesgos tanto a medio como a largo plazo.

A principio de este siglo, el desarrollo de la química y el descubrimiento de complejos procesos de síntesis orgánica desembocaron en la puesta en marcha, por parte de la industria farmacéutica, de una nueva producción de medicamentos. Para la fabricación de muchos de ellos utilizaron los principios activos de determinadas sustancias naturales, creyendo que las acciones imputables a dichas sustancias se verían incrementadas al poder realizar terapias donde la cantidad de principio activo es superior al que posee la planta. Nada más lejos de la realidad, ya que se comprobó que las propiedades de dichas sustancias, eran menos eficaces y existía peligro de producir intoxicaciones e intolerancias, cosa que no ocurría con la utilización de la sustancia natural.

Por qué matamos mosquitos con bombas atómicas…., si existen productos naturales, conocidos desde la antigüedad que no han perdido vigencia y cada vez se descubren mayores beneficios por su utilización, como  el bicarbonato de sodio, que es un compuesto sólido cristalino de color blanco muy soluble en agua, con un ligero sabor alcalino parecido al del carbonato de sodio, de fórmula Na2CO3, que se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente. Algunos científicos se atreven a decir incluso que es un gran producto para tratar el cáncer.

Yo como médico me niego a creer que solamente la cirugía, la radioterapia y la  quimioterapia son las salvadoras del cáncer. Empecé a interesarme por este tema gracias al Dr. Tullio Simmoncini, que apareció en los medios de la medicina holística, que con mucho interés sigo, con publicaciones, donde confirmaba el tratamiento del cáncer con bicarbonato de sodio.  El Dr. Tullio Simmoncini oncólogo publica el uso del bicarbonato como la línea principal de tratamiento contra el cáncer. Naturalmente ha sido muy criticado por ello en los medios…..

¿Quién lo diría? El humilde y baratísimo bicarbonato de sodio, según las opiniones de médicos oncólogos y microbiólogos cualificados, detiene y cura el cáncer, y no sólo eso: alivia de manera muy importante los efectos secundarios tan negativos de la quimioterapia.

Así es, los especialistas convencionales, que forman parte consciente o inconscientemente del aparato financiero más depredador de la historia, el complejo industrial farmacéutico/médico, siguen convencidos de que el cáncer es un misterio impenetrable. La “solución” de la medicina organizada para el cáncer reside en tres procedimientos de alto riesgo y altamente invasivos: cirugía, quimioterapia y radiación.

Tanto saben las farmacéuticas que el bicarbonato de sodio aplicado a los tumores acaba por hacerlos desaparecer…, que muchos de los tratamientos de quimioterapia incluyen actualmente el bicarbonato de sodio, con el pretexto de que “ayuda” a proteger los riñones, el corazón y el sistema nervioso del paciente. Y ha sido ya determinado que el administrar quimioterapia sin el bicarbonato puede matar al paciente.

Parece broma pero “la solución puede estar en el botiquín de tu baño”. El bicarbonato de sodio es el método conocido desde antaño para acelerar el retorno a la normalidad de los niveles de bicarbonato en el cuerpo, y es, también, la más barata, segura, y quizás la más efectiva medicina en existencia para el cáncer. El bicarbonato de sodio le da al cuerpo una forma natural de quimioterapia que efectivamente evita la proliferación de células  cancerígenas, sin los demoledores efectos secundarios y costos de los tratamientos de quimioterapia convencionales.

Algunos estudios realmente ya han demostrado cómo la manipulación del Ph de los tumores con bicarbonato de sodio realza la quimioterapia, señalando nuevamente la posibilidad de que el bicarbonato es el principal agente químico salvando a las personas de sus cánceres.

El  Dr. Tullio Simmoncini se ha mantenido firme y continúa viajando por el mundo, enseñando a los médicos las propiedades anti-cáncer del bicarbonato de sodio.

Para poder entender cuáles son los beneficios del bicarbonato para la salud, debemos primero conocer y entender la importancia que tiene el equilibrio del Ph en el cuerpo humano y el efecto de esta sustancia sobre su regulación.

Equilibrio del Ph en el cuerpo humano

El equilibrio del Ph sanguíneo  es uno de los más importantes equilibrios bioquímicos de todos los procesos del cuerpo humano. Ph es el acrónimo de “Potencial Hidrógeno”. Es el grado de concentración de iones hidrógeno en una sustancia o solución. El Ph se mide en una escala de 0 a 14, números más altos significan mayor alcalinidad y mayor potencial para absorber iones hidrógeno, números más bajos indican mayor acidez y menor potencial de absorción de iones hidrógeno. Se considera el Ph 7 como neutro, siendo el Ph de 7.39 el sanguíneo.

El Ph controla la velocidad de nuestras reacciones bioquímicas controlando la velocidad de actividad/trabajo de las enzimas, cuanto mayor es la alcalinidad de una sustancia o solución, mayor la resistencia eléctrica de esa sustancia o solución, es decir, la electricidad viaja más lentamente con Ph alto y viceversa. Todas las reacciones bioquímicas y la electricidad (energía vital) están bajo el control del Ph. El Ph ácido se asocia al calor y la rapidez. El Ph alcalino se asocia con lo frío y lentitud. Nuestro organismo controla permanentemente  el Ph de nuestra sangre y lo realiza mediante distintas sustancias: ácidos y bases, que lo regulan. Estas sustancias se llaman tampones, siendo una de esas mejores sustancias el bicarbonato de sodio. De ahí, la importancia del bicarbonato en el control del Ph del cuerpo humano y de su influencia en la salud.

Los tampones tiene la propiedad de mantener estable el ph de una disolución frente a la adición de cantidades relativamente pequeñas de ácidos o bases fuertes, este es el efecto tampón, es un hecho de vital importancia, ya que solamente un leve cambio en la concentración de hidrogeniones en la célula puede producir un paro en la actividad de las enzimas. Así pues, mantiene los niveles de Ph constantes aunque en el organismo se produzcan altas cantidades de ácidos debido al metabolismo, también contribuyen al equilibrio del Ph, la regulación respiratoria y la regulación renal.

Tampón bicarbonato

El tampón bicarbonato está compuesto por ácido carbónico (H2CO3) y bicarbonato (HCO3-) y el valor de su Ph 8.6. Es el tampón más importante de la sangre para mantener su Ph 7.39 representa el 75% de la capacidad buffer total de la sangre.

Si asociamos a este concepto lo que comemos, diremos que todo lo que ingerimos deja al final de su proceso digestivo unos residuos que pueden ser  ácidos o alcalinos, lamentablemente la mayor parte de los alimentos que hoy en día acostumbramos a consumir deja residuos ácidos por ejemplo: café (ácido), bollería (ácido), pan (ácido), hamburguesas (ácido), patatas fritas (ácido), cola-cola (ácido), pizza (ácido), postres dulces (ácido), etc.

Así pues, el Ph está bajo control directo sobre todo de lo que ponemos en nuestras bocas. Lo que bebemos y comemos tiene directo impacto en los niveles de acidez/alcalinidad de nuestro cuerpo, y el Ph de nuestro cuerpo controla cada una de las reacciones metabólicas que ocurren en nosotros segundo a segundo. Seguramente te suena la frase de Hipócrates “Que tu alimento sea tu medicina y la medicina tu alimento”….

Como hemos dicho se considera el PH 7.39  en sangre el óptimo.

Cuando el Ph en el cuerpo es ácido inferior a 7.39, se presenta una pérdida en la capacidad de absorción de nutrientes y minerales, la energía en las células disminuye y por lo tanto la capacidad de curar a las células enfermas se pierde, la habilidad de destoxificar metales pesados disminuye, las células de tumores se fortalecen y el cuerpo se hace más susceptible a la fatiga y las enfermedades.

Para nuestro organismo es importante mantener un Ph equilibrado, casi neutro, si debe tener una cierta inclinación alcalina; se ha demostrado que las enfermedades y los tumores pueden proliferar y fortalecerse en un ambiente ácido, en cambio en uno alcalino no. En otras palabras, a menos que el cuerpo no esté en un nivel Ph 7.39  no se puede curar a si mismo.

¿Cuál es el fundamento del bicarbonato como posible tratamiento del cáncer y la prevención de enfermedades?

Según la teoría infecciosa, nuestros cuerpos albergan una gran cantidad de bacterias y hongos que viven, crecen y sobreviven en plena simbiosis con nuestro organismo, serian organismos saprófitos. Alguno de ellos son imprescindibles para nuestra vida, esto ocurre en situación del equilibrio Ph 7.39, cuando este se altera, pueden convertirse en altamente dañinos.

La alteración de ese Ph se produce por distintas causas, como dietas altas en azúcares, hidratos de carbono, proteínas, también por agua y aire contaminados, o por la destrucción de nuestra flora intestinal a causa del uso de antibióticos o tratamientos (quimioterapia),o por el propio envejecimiento etc., etc.

Muchos estudios científicos han coincidido en que las bacterias y hongos pueden llegar a causar enfermedades cuando se les permite desarrollarse en un terreno ácido. Analizando las células vivas de la sangre, se han observado formas de bacteria que viven en nuestro organismo (algunas incluso trabajan ayudando al cuerpo), estas bacterias dependiendo del Ph en que se desarrollan, a veces crecen y se alargan volviéndose patógenas, en algunos casos, mutando de “bacteria” a “hongo”. Según las investigaciones de Dr. Gunther Enderlein (Alemania), Dr. Robert Young (USA), Dr. Federico Ituarte (Argentina) y otros.

La acidez en el Ph de los tejidos de nuestro cuerpo suele ser el sello distintivo del cáncer y de otros desequilibrios de la salud tales como: enfermedades cardiovasculares, problemas cerebro-vasculares, patologías del riñón, trastornos inflamatorios, enfermedades del pulmón, etc.

El investigador Sang Whang, con 50 años de experiencia en el estudio del balance acido/alcalino, sostiene que “es el exceso de ácido en nuestro cuerpo lo que cultiva el cáncer”, y formula los siguientes postulados:

  • Las células saludables son alcalinas.
  • Un ambiente ácido contiene menos oxígeno que un ambiente alcalino.
  • Las células saludables mueren en un ambiente ácido, mientras que las células cancerosas mueren en un ambiente alcalino.

Sugiere que todo tratamiento contra el cáncer debería comenzar cambiando el ambiente ácido a un ambiente alcalino.

El Dr. Robert O. Young, microbiólogo reconocido a nivel mundial, coincide con muchos científicos en que “la Enfermedad es la expresión de un exceso de ácidos en el cuerpo humano”. Robert O. Young es doctor en Medicina, Microbiología y Nutrición, lleva 30 años investigando sobre el cáncer y diariamente atiende a 14 pacientes en su Centro “Milagroso Ph”, ubicado cerca de San Diego, California.

Su protocolo de “Estilo de Vida Alcalino” cuenta con un 100% de efectividad en quienes lo han aplicado y han logrado revertir un sin número de enfermedades metabólicas. El Dr. Young, creador del concepto de la “Nueva Biología”, es autor de reconocidos best sellers: “El Milagroso Ph”, “Enfermo y Cansado”, “El Milagroso Ph para Diabetes”, “El Milagroso Ph para Perder Peso” y “El Milagroso Ph para el Cáncer”. Como cada día más científicos, el Dr. Robert O. Young sostiene que “nuestro organismo fabrica y utiliza bicarbonato de sodio como un sistema natural para mantener el diseño alcalino para prevenir la degeneración del tejido. La híper-alcalinización de los tejidos corporales con bicarbonato de sodio es la manera más segura, eficaz y natural para frenar cualquier condición cancerosa y muchas enfermedades y procesos inflamatorios”.

Por años, el Dr. Tullio Simmoncini, que ha estado tratando el cáncer y destruyendo tumores mediante el uso de bicarbonato de sodio, manifiesta: “El bicarbonato de sodio es un remedio seguro, extremadamente barato e innegablemente efectivo cuando se trata de tejidos cancerosos”

La mayoría de nosotros iniciamos nuestras vidas como seres sanos y conforme envejecemos, y en gran medida también a causa de nuestros estilos de vida poco saludable, bacterias y hongos se acumulan constantemente en nuestro organismo rompiendo el equilibrio saludable del Ph y provocando un círculo vicioso cada vez más grave. Las bacterias y hongos envenenan, estresan y debilitan nuestro sistema inmunológico, y este a su vez, no nos protege.

El Dr. Robert Young manifesta: “Durante años he observado el impacto que provoca lo que ingerimos en el delicado balance del Ph de nuestra sangre, y a través de mis investigaciones he comprobado que la combinación de 4 maravillosas sales de bicarbonato (sodio, magnesio, potasio y calcio), se pueden tratar un sinfín de enfermedades”  reequilibrando todos los fluidos del cuerpo  manteniendo el balance ácido/alcalino y actuando como anti-oxidantes que retardan también el proceso de envejecimiento.

Una adecuada provisión de estas cuatro sales de bicarbonato es la mejor protección contra el envejecimiento y toda enfermedad, incluyendo el cáncer, además de que mejoran el rendimiento atlético y al mejorar la salud en general, logran mejorar también el estado de ánimo y las energías.

Para frenar el envejecimiento y recuperar la salud es necesario revertir el daño del ácido en las células mediante una dieta alcalinizarte. Es hora de hacer los cambios necesarios en nuestro estilo de vida para que nuestro cuerpo vuelva a un estado de balance y armonía.

Beba al menos un litro y medio de agua por día a la que le haya agregado una cucharada de bicarbonato de sodio. Esto ayudará a enjuagar su sistema y a liberarlo de la acidez acumulada.

Si estas interesados en otras curiosidades médicas haz clic aquí.

Artículo “La importancia del Ph del cuerpo humano. El bicarbonato de sodio y el tratamiento del cáncer”, del Dr. Bordería.

 

Sobre el autor




 

compartir
pinterest
¿Te ha gustado el post?
comenta y compártelo en tu red social.

 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Dejar un comentario

 




 
 


ocho × = 48

 

Noticias La Coruña no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.